De conformidad con algunas investigaciones, el estado emocional de los y las trabajadoras de una organización afecta en un 20-30 % en los resultados de esa misma organización. Además, entre el 50 y 70 % de ese estado de ánimo obedece a las acciones del líder. Por tanto, la manera de trabajar, de relacionarse o de coordinarse tiene un gran impacto en los resultados de las administraciones.

Durante años muchas organizaciones han desarrollado su actividad sobre los principios del ordeno y mando y el control, también las administraciones. En la sociedad del conocimiento se hace necesario modificar ese modelo por otro que se sostenga sobre los principios de la autonomía y la confianza. La confianza es hoy en día el ingrediente imprescindible para mejorar los resultados de las organizaciones.

Y para ello, será necesario que los y las líderes de las administraciones incorporen conocimientos, habilidades y herramientas que garanticen la confianza en sus organizaciones. Es ese justamente otro de los objetivos de esta consultoría: desarrollar procesos de formación y capacitación de los nuevos líderes de las administraciones públicas.