Si queremos una administración que sea capaz de responder a los grandes retos que tiene la sociedad, necesitamos cambiar el modelo organizativo de las administraciones en general, y de las administraciones locales en particular. La complejidad de los retos actuales hace necesaria una respuesta multidireccional, y esto choca frontalmente con la compartimentación y la falta de transversalidad de las administraciones.

Son necesarios nuevos modelos organizativos en la administración que permitan la coordinación entre departamentos directamente vinculados con los objetivos estratégicos marcados por la entidad. La estructura organizativa cimentada sobre los departamentos debe de ser sustituida por aquella que se cimiente de forma transversal sobre los objetivos estratégicos.

Uno de los objetivos de esta consultoría es ayudar en ese proceso de transformación organizacional, llevando a cabo procesos que involucren al conjunto de los y las trabajadoras de la administración.