El COVID-19 ha conseguido visibilizar una situación preexistente a la crisis, pero que se ha acentuado con esta crisis. Esta crisis ha dejado en evidencia el efecto que tiene este modelo de desarrollo en el cambio climático, y las consecuencias que a su vez derivan de ello, toda vez que algunas y algunos científicos afirman que son los cambios en la biodiversidad como consecuencia de este modelo de desarrollo los que han provocado esta crisis.

Pero esta crisis también ha dejado en evidencia la importancia de la comunidad, y en especial, la importancia de los cuidados. Porque es la comunidad la que de manera especial ha respondido a esta crisis, y han quedado en evidencia las carencias de nuestro modelo de cuidados.

Necesitamos construir comunidad y proyectos comunes para hacer frente a los difíciles y complejos retos que nos deparan. Y para ello, es necesario superar la actual Power Politics, o política del poder, para adentrarnos en una nueva política: Biltze-politika. La política local, nos da una gran oportunidad para desarrollar ese camino del Biltze-politika, para construir un proyecto local desde el espacio de comunicación entre diferentes.

El cambio climático, los retos de los cuidados, las sociedades plurales, los retos en educación, las consecuencias de nuestro pasado ligado a la violencia política, etc. Los retos de la sociedad actual son enormes, y hace falta construir nuevas narrativas para esos retos. Porque se habla de la crisis de las meta-narrativas, es decir, las historias que una comunidad se cuenta a sí misma para dar sentido a su existencia. Las historias que nos contamos como comunidad ya no nos sirven, y toca construir nuevas historias, nuevas meta-narrativas, que sean capaces de responder a los nuevos tiempos, que nos den sentido y que nos den seguridad. Me atrevería a decir que la principal misión de la administración pública en estos tiempos es la de construir nuevas narrativas, nuevas historias, que den sentido y seguridad a la ciudadanía, y que den un horizonte sobre el que poder caminar como comunidad. De acuerdo a lo expresado, se convierte en algo imprescindible la necesidad de configuración de nuevas políticas públicas innovadoras, que sean diferentes a las desarrolladas hasta la fecha. Ese será el objetivo de la consultoría, construyendo procesos dirigidos a los y las responsables de las políticas locales.