Esta consultoría acompaña a las organizaciones en los procesos de transformación del sistema, de su modelo organizativo, funcionamiento interno y de las personas que participan en ese sistema.

Si los retos actuales de la sociedad son de una enorme complejidad, cabe preguntarse si las organizaciones, en su configuración y funcionamiento, responden a esa complejidad. En un mundo en el que la complejidad de las necesidades sociales es sistémica difícilmente se puede responder desde estructuras departamentalizadas.

Las organizaciones requieren de estructuras cada vez más autónomas y ágiles que tengan la capacidad de transformarse de acuerdo a la velocidad de los cambios de la sociedad. Las organizaciones han de ser capaces de constituir unidades de trabajo interdepartamentales para misiones intersectoriales.

Pero la transformación de las organizaciones no será posible sin la transformación de las personas que participan de esa organización. Requiere de nuevos liderazgos, de nuevas formas de relaciones dentro del sistema de la organización, que potencie la capacidad autónoma de las personas.

Esta consultoría acompaña a las organizaciones en los procesos de transformación del sistema, de su modelo organizativo, funcionamiento interno y de las personas que participan en ese sistema.